Acoso en el colegio, maltrato… ¿A QUÉ SE DEBE TANTA VIOLENCIA?

Sucesos violentos como el acoso en el colegio y el maltrato a los padres y profesores, empiezan a ser cada vez más habituales entre los niños y adolescentes. Esto nos debe hacer recapacitar y reflexionar sobre la manera en la que estamos llevando a cabo las cosas, sobre si estamos haciendo lo suficiente o podemos hacer más por identificar los casos de violencia y evitar sus trágicas consecuencias…

                                        

acoso en el colegio¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES CAUSAS?

Existen ya diversos estudios que hablan de distintos factores que influyen en la generación de conductas violentas.

Algunos señalan los factores genéticos, como por ejemplo una estructura defectuosa del córtex prefrontal (participante en la regulación del comportamiento y la toma de decisiones), como uno de las causas generadoras de conductas violentas.

Otras investigaciones inciden en que el entorno social y educativo también influye de una manera muy significativa. Un ambiente saludable y rico en estímulos y afectos, promoverá un desarrollo óptimo de las capacidades cerebrales de la persona.

Por el contrario, si el niño está expuesto a un ambiente violento, esta situación puede dañar su cerebro para siempre. Las lesiones cerebrales que se producen durante la infancia y los años de vida en el que se está desarrollando el cerebro pueden desembocar en un comportamiento más violento en el futuro.

Si nos centramos en el acoso escolar, las consecuencias también se han estudiado y pueden ser muy graves, incluso peores que las del maltrato, especialmente en los niños mayores y en los adolescentes donde el entorno social y el ser “aceptado” cobran mayor importancia. Es por ello, que la identificación del maltrato, en sus distintos contextos y manifestaciones, y la prevención son aspectos de suma importancia.

Posiblemente, sería erróneo plantear una solución al problema de la violencia teniendo en cuenta una única causa. En un comportamiento violento pueden participar distintos factores y posiblemente haya que abordarlo desde una perspectiva multidisciplinar. No obstante, el desarrollo humano en el aspecto emocional y social debería ser abordado  por todos los agentes sociales y educativos (la familia,  la escuela y otros agentes sociales) como un aspecto clave. Y, hasta ahora, no siempre se le ha prestado la atención que merece.

Es vital e insustituible la labor educativa que tiene la familia sobre los valores y el desarrollo de la inteligencia social. Cada vez son más los niños que llegan a casa y pasan mucho tiempo solos, sin compañía de su familia. Sin duda la calidad es importante pero no puede haber calidad sin unos mínimos en cuanto a la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos. Es necesario dedicar horas a dialogar con ellos, a comunicarnos, acompañarlos en su crecimiento. Es importante que ellos se sientas apoyados y respaldados, escuchados.

Algunos estudios revelan que entre los factores que más influyen en las conductas agresivas están la gran “permisibilidad” y falta de límites, la violencia que se vive dentro de las familias y el consumo de videojuegos con gran contenido violento.

En el ámbito de la escuela hay aspectos como trabajar sobre las emociones y el desarrollo de competencias de comunicación que también podría ayudar a reducir y mitigar los efectos de la violencia en los jóvenes.

Durante muchos años nuestro sistema educativo se ha centrado fundamentalmente en abordar unos contenidos curriculares, dejando en un segundo plano otros aspectos del desarrollo humano como son las emociones.
Hoy ya son muchos los estudios e investigaciones científicas que han demostrado que trabajar con el aspecto emocional y social, repercute no sólo en un mayor desarrollo intelectual y un mayor rendimiento académico sino también en la obtención de un mayor bienestar.

Formar para aprender a identificar las emociones, gestionarlas y dar una respuesta adaptativa, así como reconocerlas también en los demás a través de los distintos canales expresivos y aprender a relacionarnos satisfactoriamente con los compañeros son materias que deberían ser incluidos en las aulas: sin duda, ayudaría a que nuestros niños y jóvenes pudieran alcanzar un mayor entendimiento de sí mismos y de los demás y un mayor bienestar.

También es importante generar contextos que fomenten valores como la igualdad y el trabajo cooperativo. Tenemos que ayudar a nuestros alumnos a desarrollar el espíritu crítico y, como hemos comentado anteriormente, las competencias de comunicación como la asertividad y la capacidad para gestionar los conflictos. Tenemos que aprender a aceptar que los demás no tienen que pensar como uno piensa y que hay que hacer frente a las tensiones que pueden surgir con los compañeros, de manera adecuada y nunca con la violencia.

Si te ha gustado nuestro artículo y deseas recibir nuestras publicaciones semanales, puedes suscribirte a nuestra página www.comunicarconemocion.com dejándonos tu nombre y correo electrónico. También puedes ver los cursos que ofrecemos.
Contacta con nosotros para pedir información. Estaremos encantados de atenderte.

Comments

  1. Juan Sanchez

    Muy interesantes y acertadas las apreciaciones y reflexiones que habeis compartido esta semana. Gracias

  2. Monica Gomez

    Los primeros años de vida, son muy importantes para establecer unas asociaciones neuronales correctas; por lo que los estímulos, y enseñanzas serán la base para una desarrollo biopsicosocial en su futuro. El adquirir una valores firmes ,una correcta autoestima, que les ayude a tener sus propias ideas , el saber enfrentare de niños a frustraciones , a tener tolerancia, a tener unas normas de convivencia básicas, a ser consecuentes con sus emociones , les ayudará en su desarrollo como personas maduras.
    En la adquisición de estos principios nos encentramos , no solo los profesionales ( profesores, médicos, psicólogos) sino también padres, compañeros de juegos .. .

    Trabajando en equipo, lograremos poco a poco acabar con esta lacra social que cada vez por desgracia es mas frecuente en nuestra sociedad .
    Dra Gomez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>